Los pros y los contras del VINO TINTO

Estándar

Dicen que el vino es un gusto adquirido, que no es un sabor en sí rico, pero que aprendes a disfrutar por costumbre, imitación o pose. A mí en lo particular me gusta bastante, pero no cualquier vino, a mi me gusta el tinto, el tinto espumoso, el blanco espumoso, algunos pocos rosados y puedo pasar del blanco seco, entre otros.

Además nos encanta pensar que por tomar vino tendremos una excelente salud (debo admitir que ocasionalmente me gusta pensarlo). Mucha atención comenzó a recibir el vino en materia de salud debido a la famosa “paradoja francesa”, es decir los médicos comenzaron a estudiar porqué la población francesa aparentemente presenta una baja incidencia en enfermedades oncológicas y cardiovasculares, a pesar de una dieta alta carbohidratos. Así, algunos médicos atribuyeron ese buen estado de salud al consumo regular de vino tinto, otros al consumo de pescado, aceite de oliva, frutas y hortalizas frescas, y otros lo relacionaron a ambos factores.

Independientemente de si la paradoja francesa es cierta o no, el vino, particularmente el tinto (por sus concentraciones más altas en el antioxidante de resveratrol), como cualquier otra sustancia tiene sus beneficios, riesgos, y contra indicaciones…

PROS (En un consumo REGULAR, MODERADO Y PROLONGADO):

1. Aporta vitaminas del grupo B,y polifenoles, responsables de la prevención de enfermedades cardiovasculares y ayuda a la reducción del colesterol HDL (malo) en sangre.

2. Ayuda a disminuir el riesgo de cáncer de próstata, distrofia de retina, y diabetes tipo 2.

3. Baja nivel de glucosa e insulina en sangre.

4. Mejora el rendimiento pulmonar.
5. Reduce la inflamación de encías.
6. Mejora el funcionamiento del sistema inmune.
7. Previene trombosis.

CONTRAS (En un consumo excesivo)

1. Contribuye a enfermedades del hígado
2. Desmineralización de huesos y dientes
3. Obesidad por consumo exagerado de alcoholes
4. Aumento el riesgo de derrame cerebral
5. Aumento riesgo de cáncer de mama

RECOMENDACIONES:

1. Beber no más de una copa al día las mujeres, y no más de dos los hombres
2. Consumir el vino TINTO natural, con la menor cantidad posible de aditivos.
3. No tomarlo durante embarazo, lactancia o en presencia de enfermedad hepática o renal.
4. Reducir consumo en mujeres mayores de 50 años para reducir el riesgo al cáncer de mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s