Pastel de ángel: sin azúcar, sin harina, ligero y muy rico.

Estándar

PASTEL DE ÁNGEL

La característica más maravillosa de este pastel, es que no lleva grasas, sólo un poco de mantequilla para engrasar el molde, y que incluso puedes cambiar por aceite de oliva sin ningún problema. Es bajo en calorías y bajo en colesterol, es apto para toda la familia incluso para pacientes con obesidad, diabetes (en control) e hipertensión. 

La otra particularidad de este pastel es su versatilidad, es una base perfecta para casi cualquier tipo de betún, sabor y presentación. Puedes rellenarlo de fresas, hacer una cubierta de chocolate sin azúcar, partirlo en trozos, agregar canela y hacer una imitación de unos churros muy light. Las posibilidades son casi infinitas. Y aquí comparto mi versión sin harina y light de la base de este pastel.

Ingredientes:
1 taza de harina de almendras ( recomiendo que compres almendras y las muelan para que hagas tu misma la harina)
Una cucharadita de sal
12 huevos grandes a temperatura ambiente de preferencia
Endulvida Stevia o en su defecto sucralosa (Splenda) al gusto, debe agregarse con cuidado ya que su capacidad endulzante es mucho mayor que la de el azúcar y debe irse añadiendo de 3 en 3 sobres en el caso de la Stevia o de 6 en 6 en caso de la Splenda.
Por lo general nosotros empleamos 2 y media MICRO cucharaditas de Endulvida o bien un promedio de 12 a 15 sobres Splenda
2cucharaditas de extracto de vainilla
1 cucharadita de crémor tártaro

Como tip les paso una opción de relleno para hacer el Pastel de ángel relleno de betún de queso y fresas: 

Una taza de queso mascarpone (es ideal porque es bajo en grasa y bajo en carbohidratos, si no encuentras puedes cambiarlo por 1 queso crema)
Media taza de crema “ácida”. No media crema
Stevia o splenda para endulzar
Medio limón
2 tazas de fresas frescas en rebanadas

Preparación:
1. Precalienta el horno a 200 °C, espolvorea con harina normal y un poco de sal ( no te comerás esto) el molde para hornear.
2. En un recipiente de vidrio bate a velocidad media las claras de huevo durante un minuto hasta punto de turrón.
3. Añade una cucharadita de crémor tártaro
4. Continúa batiendo, hasta que se formen piquitos con el contenido, añade poco a poco el edulcorante conforme bates y posteriormente añade la vainilla.
5. En un recipiente mas grande, incorpora a partes iguales y despacio la harina de almendras con la mezcla de claras de huevo, revolviendo suavemente con una espátula de adentro hacia afuera hasta lograr una mezcla homogénea.
6. Engrasa con mantequilla el recipiente (solo es para que no se pegue la mezcla) Y añade la mezcla de harina de almendras con claras. Hornea hasta dorar y posteriormente deja enfriar.

Relleno y presentación:
Una vez desmoldado el pastel de ángel, pártelo por la mitad (horizontal).
En un recipiente de cristal mezcla los ingredientes del relleno, excepto las fresas.
3. Coloca el relleno en la mitad inferior del pastel, puedes poner una capa de fresas y colocar la tapa del pastel.
4. En la superficie de la mitad superior, cubre con relleno y decora con fresas.

DISFRÚTALO

Pechuga rellena de pesto y queso en cama de berenjenas y hongos: BAJO EN CARBOHIDRATOS…

Estándar

Independientemente de la eterna discusión sobre si el pollo es mejor que la carne, debemos reconocer que el pollo sabe bien, sin embargo a veces variar su presentación, acompañamientos y forma de cocción, lo pueden hacer realmente delicioso.

El día de hoy les presento una receta sencilla, práctica y original para preparar pollo sin harinas ni salsas dulces. Un platillo apto para toda la familia, incluso pacientes en control de peso y diabetes.

Ingredientes:

2 pechugas sin hueso

1 taza de albahaca fresca ( si no encuentras, cambia un poco la receta y consigue espinacas frescas)

2 cucharadas soperas de crema “ácida” NO MEDIA CREMA

2 cucharadas soperas de queso mozzarella ( o un queso que se derrita)

2 huevos

3 cucharadas soperas de queso parmesano finamente picado o desmoronado

3 cucharadas soperas de harina de almendras

Pimienta negra al gusto

Aceite de oliva

Vinagre de manzana

Preparación:

1. Precalienta el horno a 200°C.  Engrasa con aceite de oliva o con ” PAM” una cacerola mediana.

2. En un recipiente de cristal añade la albahaca fresca, la crema ácida, una cucharada de aceite de oliva, y el mozzarella. Licua los ingredientes y añade sal y pimienta al gusto, así como unas gotas de vinagre de manzana y licua de nuevo. Formando una pasta.

3. Lava y seca las pechugas de pollo y extiéndelas a lo largo. Cubre la cara interior con una capa de aproximadamente 1 cm de la pasta de albahaca.

4.Enrolla las pechugas rellenas y detén con palillos de dientes.

5. Prepara dos recipientes de vidrio, uno con los dos huevos batidos, y el otro con la mezcla de harina de almendra y parmesano.

5. Pasa cada pechuga rellena por el huevo y posteriormente por la harina de almendra con parmesano. Posteriormente colócalas en la cacerola y mételas a hornear por aproximadamente 30 minutos y revisa hasta dorar cocinarse adecuadamente.

6. Para la guarnición o cama, parte en cubos la berenjena y en rodaja los champiñones, en un sartén caliente, agrega una cucharada de aceite de oliva y añade la mezcla de berenjena y hongos. Saltea, y añade dos cucharadas de salsa de soya. Saltea hasta dorar y sirve para acompañar las pechugas.