TIPS: USO DEL ACEITE DE COCO EN TU RUTINA DE BELLEZA

Estándar

11 usos coco

 

Hasta hace poco, yo estaba realmente casada con la idea de sólo usar aceite de oliva extravirgen para todo. Como aderezo y condimento es realmente genial, sin embargo, para cocinar a altas temperaturas no es tan útil ya que  no es termoestable. Es decir se quema muy fácilmente y su estructura química cambia ante la exposición de mucho calor. Entonces revisando las propiedades de otros aceites, el aceite de coco de preferencia orgánico es una buena alternativa para ese tipo de usos (utilizando muy poco aceite). Ya encaminada con las lecturas sobre el aceite de coco, descubrí que poseía una gran cantidad de propiedades útiles en el cuidado de la piel y el cabello entre otras cosas. A continuación enlisto los 11 usos que más me sorprendieron:

1. Como crema facial de noche
2. Como acondicionador de cabello
3. Como humectante corporal
4. Para reducir cicatrices
5. Como aceite de masaje
6. Para hidratar y prevenir estrías durante el embarazo.
7. Como removedor de maquillaje
8. Como bálsamo de labios
9.Como crema para rasurar
10. Para prevenir infecciones en la piel por hongos.
11. Como limpiador dental “Pulido de dientes”

Así que decidí usarlo conmigo. Como crema facial de noche alternado 2 noches con mi crema facial y una con el aceite de coco, hasta ahora he notado la piel más hidratada, y a pesar de tener un tipo de cutis mixto, no he tenido erupciones, irritación ni granitos. Al contrario he notado mi piel más limpia. Como humectante corporal es PERFECTO, sobre todo en zonas que son difíciles de hidratar como los codos o talones, en sólo 3 días la piel se sentía mucho más suave  que al principio, no se sentía seca ni agrietada y casi se sentía como el resto de la piel.

También intenté usarlo como bálsamo de labios pero la verdad terminaba comiéndomelo así que no vi mucho resultado. No me animé a intentar usarlo como crema limpiadora o para remover maquillaje. Pero intenté usarlo como acondicionador, leí y revisé algunos tutoriales, decidí acondicionar en seco mi cabello. Primero lo cepillé en seco y posteriomente dí un masaje capilar  y de puntas con el aceite aproximadamente 5 minutos. Después lo lavé como de costumbre, si quedó más suave pero no noté gran diferencia en comparación con mi acondicionador de aceite de argan.

Lo más sorprendente en mis experimentos con el aceite de coco, fue usarlo como “pulidor dental”. Dado que se le atribuyen propiedades antisépticas y antibacterianas, tiene sentido que ayude la higiene dental, sin embargo no imaginé que tendría tan buenos resultados. Se recomienda hacerlo en ayunas, tomar una cucharada de aceite de coco y enjuagarse con ella la boca por 10 a 20 minutos, enjuagar con agua tibia y no comer ni beber nada dentro de la siguiente hora. Sin embargo, despertarme 20 minutos para pasar manteca por mi boca no era una opción, así que decidí hacerlo en la noche antes de dormir. Mi nueva rutina es lavarme los dientes y tomar una cucharada de aceite de coco. Al principio la calentaba en baño maría para que al introducirlo en mi boca ya fuera líquido. Después decidí intentarlo con su forma semisólida, y aunque al principio fue raro, me fuí acostumbrando a tenerlo en la boca hasta obtener su consistencia líquida y enjuagar por 20 minutos. Al 3 día noté los dientes más blancos, y al séptimo día me preguntaron si los había blanqueado. Lo que sí recomiendo es no tirarlo por el drenaje, ni lavabo ni escusado ya que se solidifica y puede tapar las tuberías. Puede tirarse en una botellita desechable de plástico.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

TEPPANYAKI/ CHOP SUEY “LIGHT” DE POLLO

Estándar

TEPPANYAKI LIGHT” DE POLLO
tepan vibe
Por lo general cuando pensamos en la palabra “dieta” o “régimen de alimentación” creemos que probablemente la comida no será tan rica, o no podremos comerla en restaurantes. Si bien es cierto que optar por comida hecha en casa es mejor ya que así sabemos exactamente que estamos comiendo y en qué cantidad, existen muchísimos platillos que podemos experimentar tanto dentro como fuera de la casa.

Hoy presento mi versión casera del teppanyaki al estilo japonés, o el chop suey al estilo chino. Ya dependiendo del tipo de dieta en el que te encuentres ó la fase ( pérdida de peso, mantenimiento o ganancia de peso), podrás agregar arroz o no.

De entrada yo lo prefiero sin arroz, y en una receta  con mucho sabor, con pocas calorías, bajos carbohidratos, mucha fibra y mucha proteína.


Sólo necesitas:
-Medio kilo de frijol soya
-1 calabaza
– 2 varas de apio
-Media cebolla
– 6 champiñones blancos crudos en rebanadas (medianos a grandes)
– 2-3 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel crudas
– 3 cucharadas de aceite de oliva
-salsa de soya baja en sodio
-Sal con ajo
-Pimienta
-Jengibre en polvo (opcional)

Preparación:
1. Para preparar las verduras:
corta en cubos la calabaza, en cuadritos la cebolla, en rebanadas al apio y los champiñones.
2. En un sartén bien caliente añade 1 cucharada de aceite de oliva. Inmediatamente agrega la cebolla hasta que comience a dorarse ligeramente, no permitas que se queme ni que se caramelice o cambiara su sabor.
3. Posteriomente añade las calabazas y el apio.
4. Puedes condimentar con un poco de pimienta y agregar media cucharada de salsa de soya. Espera a que cambien ligeramente de calor, recuerda que no debes permitir que se quemen o se ablanden en exceso. El secreto es mantener lo crujiente de las verduras con una cocción mínima.
5. Añade los champiñones y finalmente el frijol soya. Añade de media a una cucharada de salsa de soya y saltea.
6. La exposición al fuego una vez que se agrega el frijol soya debe ser mínima, aproximadamente unos 3 minutos, ya que con el calor conservado en la sarten será suficiente para seguirlo cocinando una vez apagado el fuego. Básicamente lo cocinarás al vapor. Si es posible tápalo.

Para preparar el pollo:
1. Corta la pechuga en cubos y quita los excesos de grasa.
2. En un recipiente añade el pollo, una cucharada de aceite de oliva, un poco de jengibre en polvo, 2 cucharadas de salsa de soya y mezcla con tus manos hasta que se impregne el pollo de los ingredientes.
3. En un sarten muy caliente pon el pollo directamente. No necesitarás agregar más aceite. Coloca los cubos de pollo separados unos de otros. Si no tienes un sarten lo suficientemente grande, cocínalo por tandas, ya que si hay mucho pollo junto en el sarten soltará jugo que evitará que se dore y obtenga la cocción que buscamos.
4. Una vez que los cubos de pollo muestren las orillas blancas, aún con el centro rosa, al voltearlos deberán estar dorados sin quemarse. Voltéalos uno por uno y espera unos minutos.
5. Verifica la cocción partiendo a la mitad un cubo de pollo. El centro debe estar blanco, y caliente al contacto con tu mano. El exterior dorado.

Sirve en platos una cama de frijol soya, y en la parte superior el pollo para evitar que se moje con el jugo que suelta el frijol. Disfruta.

Para más información, o respuesta de dudas. Visita mi página de Facebook Dra. Flavia Oceguera o bien sígueme en Instagram draflaviaoceguera

5 Mitos sobre las grasas… ¿Crees que comes sanamente?

Estándar

grasas

5 MITOS SOBRE LAS GRASAS ¿Crees que comes sanamente?

¿Piensas que al evitar grasas como el aguacate eres más saludable? ¿Sabías que para proteger tus órganos y corazón NECESITAS consumir grasas que contienen elementos que tu cuerpo no produce?

Desde hace algunas décadas, nos hemos dedicado a satanizar las grasas, es decir, asimismo que todos los alimentos con alto contenido en grasas son “malas” o dañinas sin importar su origen. Creemos que somos más saludables en dietas bajas en grasas, pero descuidamos el aporte protéico y el origen de los carbohidratos que consumimos.

1. “Entre menos grasas comas mejor” FALSO. La verdad es que el origen la da grasa es completamente RELEVANTE, para tener un buen funcionamiento de tu metabolismo requieres grasas, incluso para bajar de peso necesitas grasas. El detalle es, saber que grasas son las que necesitamos. Grasas como las del aguacate, las almendras, el aceite de oliva y el pescado.

2. “Todas las grasas de origen animal son malas” FALSO. Una de las mejores fuentes de omega 3, son los animales, específicamente peces azules, el salmón e incluso productos de origen animal como el huevo. Proveen grasas altamente antioxidantes, que favorecen el control del colesterol, elevando el colesterol “bueno” y disminuyendo el “malo”

3. “Un gramo de grasa es igual si proviene de una papa frita o de un montón de nueces” FALSO. El error común al contar calorías, es asumir que mientras te mantengas dentro del rango de calorías que debes consumir estarás bien, en teoría y de acuerdo a la mayoría de los nutriólogos es correcto, sin embargo, el impacto metabólico de un gramo de grasa es muy diferente si proviene de una papa frita o si viene de unas nueces. Ya que cada grasa tiene propiedades específicas que le hacen actuar de forma favorable o desfavorable en el organismo,

4. “Para bajar grasa corporal hay que dejar de comer grasa” FALSO. Nuestro organismo tiene miles de mecanismos, en ocasiones cuando suprimes algún nutriente o micronutriente, antes de perderlo por completo, cuida sus reservas al máximo y aumenta la absorción del mismo en cualquier alimento ingerido, y muchas veces pasa eso al querer estar a dieta y suprimir grasas, si es importante reducir las grasas provenientes de productos altamente refinados o que se han expuesto al calor por mucho tiempo, pero es necesario un consumo diario de grasas provenientes de frutos secos, algunos vegetales y peces como los anteriormente mencionados.

5. “Es mejor la margarina que la mantequilla” FALSO. Dado que tenemos la creencia de que las grasas de origen vegetal siempre son mejores que las animales asumimos que la margarina es mejor que la mantequilla. Sin embargo, la mantequilla es una grasa de origen animal en un estado por lo general más puro, mientras que la margarina se obtiene de cualquier aceite de origen vegetal y se hidrogena, al añadir el hidrógeno se aumenta el potencial de oxidación de la margarina en el cuerpo, facilita la producción de los llamados radicales libres que tienen por lo general a largo plazo una acción inflamatoria en el cuerpo


PASTEL DE LIMÓN Y QUESO CON CORTEZA DE CHOCOLATE

Estándar

pastelito

Aún estamos en Febrero y aún se nos puede antojar hacer algunas cosas dulces. Además un postre de vez en cuando nunca cae mal.

Pastel de limón y queso con corteza de chocolate

Sin azúcar- Sin harina- DELI

Ingredientes:
Para la corteza
– Media barra de mantequilla derretida
– Una taza de almendras molidas
-Media taza de nueces en trozos muy chiqutios
-Splenda o stevia ( Dos a tres sobres de splenda )
– 1 onza de chocolate para repostería sin azúcar ( Turín sin azúcar lo venden en Wallmart)
– Una pizca de canela

Para el relleno:
-Dos quesos crema
-De media a una taza de splenda granulada
– El jugo de medio limón o un limón si es pequeño
– Una cucharadita de vainila
– Un cuarto de crema “ácida”
-Medio sobre de grenetina
-Un cuarto de taza de agua

Para el decorado:
1 taza de fresas frescas rojas sin rabitos
Splenda
1 jeringa
1 picadientes

Preparación de la corteza:
1. Mezcla las almendras molidas a punto de harina con la splenda, la canela y las nueces en trocitos.
2. Pica en cuadritos y añade el chocolate a la mantequilla recién derretida hasta que se mezclen, si el chocolate queda grumoso caliente unos segundos más en microondas o a baño maría.
3. En el molde para el pie añade la mezcla de almendras y nueces y vierte el preparado de mantequilla y chocolate, mezcla y aplana cubriendo toda la superficie del refractario.
4. Deja enfriar.
5. Cuando se enfríe congela por unos minutos en lo que se realiza el resto del postre.

Preparación del relleno:
1. Despedaza con un tenedor los quesos crema.
2. Incorpora poco a poco la splenda y la vainilla.
3. En un cuarto de taza de agua deja hidratar medio sobre de grenetina.
4. Una vez hidratada la grenetina, caliente en el microondas por un minuto. Revuelve y ya que se enfríe un poco añade a la mezcla de queso crema.
5. Bate el queso crema con la grenetina e incorpora lentamente la crema.
6. Al final mientras bates, poco a poco añade el limón.
7. Prueba y añade más splenda si lo quieres más dulce o más limón si deseas un sabor un poco más ácido.
8. Saca la corteza del congelador, y vierte la mezcla de queso crema en el recipiente, dando golpecitos para que se asiente.
9. Refrigera y no congeles al menos 20 minutos mientras preparas la decoración.

Preparación de decoración.
1. En la licuadora añade 1/2 taza de fresas frescas sin ramitos.
2. Añade 1 taza de splenda granulada.
3. En un cuarto de taza de agua hidrata el medio sobre de grenetina restante.
4. Caliente un minuto la grenetina y posteriormente agregue otro cuarto de agua tibia.
5. Añada la grenetina a la licuadora y licue todo junto hasta obtener una mezcla de aspecto rojo con consistencia como de jarabe.
6. Si desea adelgazar la mezcla ponga a hervir a fuego lento hasta el primer hervor y revuelva.
7. Saque el pie y en una jeringa vierta el jarabe de fresa, y acomode simétricamente en el pie, bolitas rojas en toda la superficie.
8. Con el picadientes, alargue las bolitas hasta formar corazones.
9. Otra opción es, hacer decorados sin forma en la superficie, dejar enfriar y emplear cortadores de galletas en forma de corazón y cortar porciones del pie a manera de pastelitos individuales.

Disfrútalo es delicioso y bastante rápido la verdad.

Cestas de queso y huevo

Estándar

Quizá suena un poco extraño, pero es sumamente rico. Es rápido y es una alternativa al desayuno o colación tradicional. Para empezar saludable tu mañana de miércoles o cualquier día de la semana.

Necesitas:
-1 molde para cupcakes
(Bollitos)
-Huevos ( 6 o 12 según la cantidad de espacios en el molde)
-1 taza de tocino dorado en cuadritos
-1 taza de perejil picado fresco
-2 tazas de queso para derretir rallado. Puedes mezclar varios tipos de queso para un mejor sabor.
-Aceite de oliva
-Aguacate en rebanadas

Preparación:
1. Precalienta el horno a 180 grados Celsius.
2. Engrasa el molde para bollos con aceite de oliva.
3. Coloca el queso rallado en toda la pared y fondo de cada espacio para hacer bollito, como si quisieras hacer la corteza de un pie. Oprime bien para reducir espacios.
4. Hornea aproximadamente 5 minutos, lo suficiente para reblandecer el queso sin que pierda forma ni derretirlo por completo.
5. Saca el molde del horno, deja enfriar unos minutos. Si el queso ha perdido forma espera a que esté un poco más fresco y reacomoda con tus dedos cuidando de no quemarte.
6. En cada camita de queso, vierte un huevo. Añade trocitos de tocino, perejil y mas quesito en la parte superior de cada espacio.
7. Hornea hasta que las claras se vean blancas y el queso se dore ligeramente.
8. Saca del horno y deja enfriar.
9. Sirve con rebanadas de aguacate o salsa de pico de gallo.

SUSHI para todos

Estándar

sushii

Si estas cansada de las comidas complejas de diciembre, y estas lista para algo más ligero, esta receta es perfecta para ti. Baja en calorías, carbohidratos y deliciosa.

CONOS DE SUSHI (Sin arroz) Apta para pacientes diabéticos, pacientes con hipertrigliceridemia o hipercolesterolemia (grasa altas en sangre) y pacientes con obesidad en tratamiento.

Ingredientes:
– Algas. Puedes comprar el paquete en cualquier supermercado, si las algas no te gustan puedes usar calabacitas rebanadas muy delgadas al vapor o col cortado a lo largo al vapor)
– Pepino cortado en rebanaditas
-Aguacate cortado en rebanadas
-Salmón ahumado, atún fresco en laja, o bien puedes optar por camarón cocido, callo, u otro pescado. También puedes combinar todos o si no te gusta la comida del mar, agregar tiras de arrachera asada o pechuga de pollo asada.
-Salsa de soya baja en sodio con limón
– Un poco de queso crema
-Un mantelito de palitos para enrollar sushi o un maki, si no cuentas con uno puedes emplear un mantel individual semirígido y meterlo en una bolsa de plástico.

Preparación:
1. Lava y corta o rebana todos los ingredientes según lo indicado.
2. Toma el maki y envuelve en una bolsa limpia de plástico.
3. Coloca el alga sobre el maki, en el centro coloca rebanadas delgadas de queso crema a lo largo.
4. A lo largo y aun lado del queso crema, añade el aguacate.
5. Coloca el pepino en tiras sobre el aguacate y queso a lo largo.
6. Agrega las tiras de salmón, camarón o realiza combinaciones.
7. Puedes variar ingredientes como un poco de chile dorado, cebolla, pimientos, tomate e incluso champiñones.
8. Moja a lo ancho uno de los extremos del alga con un poco de agua o salsa de soya.
9. Comienza a enrollar apretando con el maki los ingredientes hacia adentro y enrollando.
10. Una vez hecho el rollo, moja un cuchillo en agua fría y parte en rebanadas de dos cm aproximadamente.
11. Sirve con salsa de soya y puedes acompañar con jengibre preprarado o wasabi.

Delicioso, con proporciones ideales de carbohidratos, grasa y proteína. Además es muy rápido de preparar. Disfrútalo.

¿Ensalada navideña o pasta de champiñones, calabazas y tomate deshidratado a la crema?

Estándar

zuckini

Cada día más cerca de Navidad, y la planeación de la cena continúa, si tu familia no es tan amante de las ensaladas, te proponemos una receta deliciosa, con las propiedades de una ensalada y el sabor de una pasta.

INGREDIENTES:
– 2 calabazas verdes (negras) grandes
-1 pimiento rojo
-1 pimiento amarillo o naranja
– 1 taza de champiñones en rebanadas de preferencia frescos
– 1/4 taza de tomates deshidratados picados
– Sal con ajo
– Aceite de oliva
– 1/4 de crema ( no media crema)
– Pimienta
-Queso chihuahua o mozarella (para derretir) 1/4 de taza
– Queso parmesano sólo para espolvorear

Preparación:
1. Ralla las calabazas a la juliana, es decir en tiritas a lo largo puedes usar un rallador grueso de queso incluso, o el rallador especial para juliana.

2. Parte los pimientos imitando la juliana, en tiras largas y delgadas.
3. Rebana los champiñones en rebanadas delgadas a lo ancho.
4. Pon a hervir agua en una olla con vaporera. Una vez que hierva el agua, añade las verduras y espera a que cambien de color. Aproximadamente 3-5 minutos.
5. Coloca un sartén sobre el fuego, y agrega dos cucharadas de aceite de oliva, añade las verduras y poco a poco incorpora la crema.
6. Incorpora el tomate deshidratado.
7. Mezcla y añade el queso para derretir y condimenta con sal con ajo y pimienta al gusto.
8. Si gustas puedes añadir aceitunas negras y un poco de albahaca.
Sirve como guarnición para pavo, lomo, carne, etc.

* Si te gusta lo picante puedes añadir una cucharada de chipotle o un chile guajillo al momento de cocinar las verduras con la crema.